Gabo

"La ética debe acompañar siempre al periodismo, como el zumbido al moscardón"

Tejido femenino yanacona en Cali

En Colombia, las resistencias y expresiones de paz dan cuenta de múltiples dinámicas de pueblos indígenas, entre ellos los Yanaconas, quienes con autonomía y autodeterminación han recuperado sus raíces ancestrales a partir de la memoria colectiva, como expresión de Poder Integrador, de solidaridad, intercambio, confianza e identidad de la cosmovisión yanacona, este proceso se ha materializado en la “capacidad de mover pacíficamente a los demás” para su recuperación y pervivencia de identidad como pueblo indígena originario.

Por: Adriana Anacona

Su empoderamiento se evidencia en sus múltiples capacidades y potencialidades que como individuos y grupos contribuyen desde la ciudad al territorio de origen y viceversa.

Se les denominan “Tejedores de Proceso”, al contribuir a configurar la cosmovisión yanacona: “Tejer la Cobija en Familia”; de esta forma, la expresión de “Tejido Femenino” permite evidenciar que el empoderamiento pacifista de las mujeres del Cabildo Indígena Yanacona de Santiago de Cali ha contribuido a su historia como pueblo y a constituir vínculos, redes sociales y tejido cultural que en 40  años favorece pensarse como indígenas en contexto de ciudad.

Esta comunidad es un ejemplo de cómo los indígenas son conscientes de sus potencialidades y deciden acciones desde su propia cosmovisión, el ejercicio del derecho propio y expresiones de empoderamiento entre ellas la guardia indígena, las asambleas, los consejos de mayores, el valor y legitimación del derecho propio o derecho mayor.

Su poder pacifista es un proceso histórico y político de empoderamiento que lleva a ejercicios de fortalecimiento del tejido social, de la participación en la toma de decisiones, el incremento de la resistencia y acciones alternativas de no violencia. Funciona como instrumento de gestión de conflictos que dota de más y mayor fuerza de libertad e independencia.

En el caso de las mujeres yanacona, su acción transformadora ha estado vinculada con su interés de recuperar las formas de tejido en lana de forma ancestral, a partir de allí desarrollaron un proceso de recordar cómo se hilaba, cuáles eran las formas y colores con significado para el pueblo yanacona, rastrearon durante más de once años la figura de la Tawa Chacana para entender el pensamiento andino. En su búsqueda y compartir del conocimiento aprendido y recuperado gestaron de una forma pacífica con una sorprendente capacidad creativa y tejido cultural en donde no sólo ellas (Tejedoras de Proceso) se vincularon sino también sus familias y con ello una comunidad constituida en 920 hogares que hoy día en Cali, refieren el tejido como forma principal de empoderamiento que aunque sin etiquetarlo como pacifico tiene pruebas de que si lo ha sido.

 En la actualidad el Cabildo Indígena Yanacona de Cali tiene 1696 indígenas que integran 920 familias  Yanaconas (53 % mujeres y 47% hombres) (Anacona, A. y Cardona, I. 2010)  procedentes del macizo      colombiano de los resguardos coloniales de Rioblanco, Guachicono, Pancitara, Caquiona y San Sebastian y San  Juan de los departamentos del Huila, Cauca y Putumayo. Estas familias residen en su mayoría en zonas    caracterizadas por condiciones de vulnerabilidad y pobreza producto de su conformación histórica: el desplazamiento (familias migrantes y desplazadas por la violencia colombiana en diferentes épocas: años 1950, 1980, 1990 y 2000). Este pueblo se caracteriza por el espíritu de hermandad y ayuda mutua, aplicando el principio de reciprocidad, como forma de ayudar tanto a sus congéneres residentes en Cali como a los de los resguardos de origen.

El espacio de vida de las mujeres del Cabildo Yanacona de Santiago de Cali se configura por tres realidades cotidianas el mundo  del hogar, el mundo laboral y mundo social, en donde, producto de su proceso de empoderamiento, son reconocidas por trabajar en la pervivencia de la simbología ancestral yanacona en el tejido, conocen de recetas y formas de preparación de la quinua; algunas son consideradas como conocedoras de plantas medicinales, todas tienen una valoración social alta dentro del Cabildo y son referente nacional de resistencia cultural con incidencia en espacios de comunidad como: Asamblea, Reuniones de Consejos de Cabildo, Grupo de Danza, Grupo de Tejido, Representación en la Mesa de Mujeres de Cali, Museo Arqueológico la Merced, Organización Día de Familia, Apoyo en Plan de Vida, Plan de Salvaguarda, Encuentro de Pueblo Yanacona, Programas Sociales y de Educación, Defensoras de Derechos Humanos y Colectivos.